Cómo planchar tus vaqueros para que queden perfectos

Cómo planchar tus vaqueros para que queden perfectos

Planchar vaqueros en sólo dos minutos

Los vaqueros se han convertido hoy en día en una prenda que la mayoría de las personas guardan en su armario y que utilizan prácticamente a diario. No obstante, son muchas las personas que descuidan la tarea del planchado de sus vaqueros en lugar de darles un toque de elegancia y salir a la calle con un acabado perfecto, las familias saben bien qué hacer, sobre todo las madres. Y es que cómo llevemos la ropa dice mucho de nuestra personalidad. No pienses que por llevarlos abajo la gente no se dará cuenta y por supuesto no resulta nada moderno aunque intentes convencerte de ello. Además debes saber que solamente necesitas un par de minutos para planchar tus vaqueros y hacer que luzcan totalmente diferentes y estén siempre a punto para que puedas salir a la calle adecuadamente vestido. La principal ventaja de esta prenda de vestir es que no tienen raya en las perneras por lo que sólo tendrás que poner la temperatura al máximo y con vapor. Desliza la plancha suavemente desde los bajos hasta los bolsillos y luego dales la vuelta para realizar esta tarea por el otro lado. Haz coincidir las rayas y márcalas bien. Y no olvides planchar la cintura y la zona de los bolsillos para dar un acabado perfecto a tus vaqueros. Como ves, no necesitas mucho tiempo para hacerlo, en un par de minutos podrás tener tus pantalones listos sin necesidad de contratar a alguien para planchar que lo haga por ti o de llevarlos al tiente, con lo cual estarás ahorrándote además mucho dinero.

Detalles a tener en cuenta en el planchado de un vaquero

No obstante, aunque planchar unos vaqueros es una de las tareas más rápidas y sencillas, existen algunos detalles que debes tener en cuenta para evitar sorpresas desagradables mientras realizas esta labor. Por ejemplo debes prestar especial atención a la hora de deslizar la plancha por aquellas zonas en las que haya apliques metálicos que con frecuencia suelen estar cerca de los bolsillos, ya que corres el riesgo de estropear tu plancha. Es por ello que debes pasar la plancha con mucho cuidado por alrededor pero jamás por encima de ellos. La clave está en hacerlo poco a poco para no averiar tu plancha pero al mismo tiempo conseguir que tus bolsillos no queden abultados. Y lo mismo ocurre con la cremallera. Coloca la tela del vaquera encima de la misma y deslízala suavemente, ya que de esta forma no pondrás en contacto esta pieza con tu plancha. Y si no quieres que tus pantalones queden con brillos coloca un paño entre la plancha y el vaquero y lograrás un mejor acabado y que tus vaqueros acaben desgastándose planchado tras planchado. Como ves no resulta nada complicado planchar tus vaqueros. Ya no tienes excusa para ir a la calle con tu ropa bien arreglada. Piensa que un vaquero arrugado puede arruinar completamente tu look y que una vestimenta adecuadamente preparada dará una impresión mucho mejor de ti.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *